Recordar: la memoria nos hace libres

Hace un año o dos o tres vivíamos en toda España el esplendor de mayo desde el mismo día 1, festivo, ocasión para reivindicar derechos, defensa y homenaje a todo trabajador que hace posible la dinámica del mundo en que crecemos.

Luego, en ciudades como Córdoba, llegaban las Cruces de Mayo, esa manifestación de las flores en cada plaza cordobesa. Después, por estos días, se abrían los patios, cuidados durante todo el año para vestirse de gala ante el público durante un par de semanas, compitiendo entre ellos por representar el logro del amor a la cultura popular y la capacidad del pueblo para cuidar hogares. Ciudadanos y turistas paseaban con el buen tiempo transitando de patio en patio, de belleza en belleza, parándose a tomar una tapas, unos vinos, en cualquiera de los cientos de tabernas de una ciudad entregada a su pasado y su presente.

flor azahar

La flor de Azahar y su protagonismo en Al Ándalus

Su significado es flor blanca, pero mayormente se conoce como la flor del naranjo, aunque también flor de azahar se le denomina a la flor de los árboles cedro y limonero.

turismo virtual desde casa

Hacer turismo virtual desde casa

Ya sumamos semanas con el confinamiento en casa, un sacrificio que la mayoría de la sociedad hace con el fin único de acabar lo antes posible con la pandemia del virus Covid 19. Gracias a Internet, contamos con múltiples opciones en la que podemos invertir nuestro tiempo, una de ellas es poder acceder a realizar turismo virtual. 

Flores de otro mundo

Mayo representa el mes de las flores en parques y jardines, en patios y terrazas, en la intimidad del hogar y en las junglas. No hay mayor belleza en esta estación que la floración y apenas la disfrutamos. Y mucho menos en estas semanas de confinamiento. En todo caso, la presencia de las flores, nombrarlas y mirarlas nos traslada a un retazo de naturaleza sublime que siempre estará aquí para sensibilizarnos. Vamos entonces a la búsqueda de una emoción que solo ellas pueden provocar.

El título de este post pertenece a una película notable de Icíar Bollaín, Flores de otro mundo, en la que se hace eco de las mujeres inmigrantes que llegan de América Latina, intentando adaptarse a nuestro país. Resulta adecuado el título y su trasfondo para hablar de tantas flores autóctonas y foráneas, tan raras como bellas, tan cotidianas como inadvertidas para intentar adentrarnos en el colorido mundo de las flores con el objetivo de celebrar la primavera.

Cultura eres tú

Lo que sabes y no sabes. Lo que practicas y lo que no. Lo que te interesa y lo que desdeñas. Todo es cultura. Tu mirada sobre las cosas es cultura. Tus habilidades son principios de cultura antigua y actual. Más que nunca hemos aprendido en este confinamiento y en una circunstancia hostil entre la vida y la muerte que en la cultura estamos todos: creadores, espectadores, lectores, desinteresados, ensimismados en su pequeño mundo. Todos. Hacemos cultura cada día sin ser conscientes. Cada persona en su ámbito representa cultura.

Desde luego que hay quienes se dedican a la cultura con mayúsculas, como profesión y aspiración: actores, artistas, directores, escritores, músicos, bailarines, y otros. Pero no tienen el patrimonio de la cultura solo los que trabajan directamente en ella. La cultura está también en cada cual, construyendo miradas y actos y trabajo y cotidianidad. Veamos a qué nos referimos.

El club de las croquetas

Pues, aunque parezca una broma, hay pequeños grupos de personas que aman las croquetas y que se interrelacionan para comerlas, cocinarlas o intercambiar recetas. Existen blogs, libros, páginas web y empresas dedicadas a hacerlas a gran escala. Desconfíe casi siempre de las llamadas croquetas caseras de los restaurantes: suelen ser  falsas. No decimos malas, pero sí industriales. Tal vez pueden encontrarse caseras en restaurantes de pueblo o en algunos de lujo, que estos tienen en su carta algunas distintivas o menos frecuentes como las de boletus y las de diferentes quesos.

plantas medicinales

Plantas medicinales y aromáticas empleadas en el Hammam

Las plantas medicinales y aromáticas han sido usadas por el ser humanos desde la prehistoria. En los baños árabes o hammam, se busca la limpieza corporal y su relajación. Por ello, las plantas son utilizadas para ayudar con ciertas dolencias y crear una atmósfera repleta de aromas que estimular el organismo.