Hoy os invitamos a recorrer un núcleo urbano donde se respira historia. A contemplar los majestuosos edificios de una ciudad cosmopolita. A disfrutar una oferta cultural inigualable. Tras recorrer Granada, Córdoba y Málaga, esta semana viajamos hasta Madrid. La capital de España ofrece un interminable abanico de posibilidades, que le convierte en un excelente destino para vacaciones, puentes, fines de semana… (Imagen Gran Vía de Madrid .Fuente: www.huffingtonpost.com)

Recorrido de ocio y cultura por Madrid

Recorrido de ocio y cultura por Madrid

Partiremos desde el “kilómetro cero” de las carreteras nacionales. Lo encontraremos en La Puerta del Sol, plaza que constituye el corazón de Madrid, donde según el escritor Ramón Gómez de la Serna, “una pedrada mueve ondas concéntricas en toda la laguna de España”. El edificio más antiguo de esta plaza es la Casa de Correos, cuyo reloj advierte cada 1 de enero el comienzo de un nuevo año.

La Plaza de Oriente será la siguiente parada. Nuestra posición en esta señorial zona ajardinada nos permitirá contemplar uno de los dos emblemáticos edificios que delimitan la plaza. El escenario del primer edificio, el Teatro Real, ha sido testigo de impresionantes interpretaciones artísticas desde su construcción en 1850. Con un giro de 180 grados, la imponente fachada del Palacio Real nos deslumbrará. Construido en el solar del Real Alcázar bajo las órdenes de Felipe V, la residencia oficial del Rey de España, es en realidad utilizado sólo para ceremonias de Estado. Sin andar apenas unos metros, descubriremos la fachada principal de un templo con una arquitectura que combina distintos estilos, la Catedral de la Almudena.

Introducirse de lleno en el Madrid de Los Austrias, es posible al llegar a la Plaza Mayor. Esta plaza rectangular de actual estilo neoclásico, ha vivido de primera mano la evolución histórica de la ciudad. El espacio que acogió mercados y espectáculos populares ha sido reformado a lo largo de los años, pero manteniendo algunos elementos característicos como el Arco de Cuchilleras, las nueve puertas de acceso, la casa de la Panadería y la estatua de Felipe III. (Imagen Plaza Mayor de Madrid. Fuente Wikipedia)

Plaza Mayor de Madrid. Fuente Wikipedia

Seguro que durante el tránsito por el centro, nuestro olfato nos pedirá hacer un descanso para el almuerzo. Y es que las tascas y tabernas típicas de la zona ofrecen una variedad culinaria, en la que los pinchos de tortilla o las raciones de patatas bravas nunca faltan. Dos platos destacan sobre todos los demás: el bocadillo de calamares y el cocido madrileño. Este alto en el camino también nos permite realizar algunas compras en los comercios que colman el céntrico entramado de calles. Recorrerlas nos llevará hasta la Gran Vía, una de las arterias de la ciudad, que celebró recientemente su centenario. Transitarla nos hará sentir la inmensidad de Madrid, descubriendo a su paso multitud de teatros y cines que ofrecen una oferta cultural inmejorable. La Plaza de España, que homenajea con su fuente al escritor Miguel de Cervantes, se halla en un extremo de esta avenida. Pero nuestro itinerario continuará hacia el extremo contrario, deteniéndonos al divisar la fuente de la Plaza de Cibeles.

Las inagotables opciones con las que Madrid nos obsequia, provoca que ahora tengamos que elegir entre una alternativa cultural o medioambiental para pasar la tarde. La ruta cultural será a través del Paseo del Prado. Esta inmensa avenida contiene dos de los museos más ilustres de la ciudad: El museo Nacional del Prado y el El Museo de arte Thyssen-Bornemisza.

La alternativa por la naturaleza, nos llevará hasta la La Puerta de Alcalá, una de las cinco puertas reales que permitían el acceso a la ciudad. Frente a este símbolo monumental, se sitúa uno de los accesos para introducirnos en el Parque del Retiro, principal pulmón de la ciudad. Perdernos en este inmenso lugar nos permite un sinfín de actividades desde pasear, tomar un helado o incluso remar en una de sus barcas. Sus enormes dimensiones y su impresionante vegetación, facilita a los visitantes desconectar del agitado ritmo de la urbe.

Llega el momento de descansar. Lo haremos en un sitio histórico, a pocos metros de la Puerta del Sol. Construido sobre las ruinas de un antiguo Aljibe del barrio de la Almudena, conocido anteriormente como Almudaina, encontraremos Hammam Al Ándalus Madrid. Junto a la que fuera la muralla musulmana de Madrid, podemos disfrutar de unos baños árabes, en los que será posible realizar un merecido paréntesis en el ajetreo de una gran ciudad.

Recorrido de ocio y cultura por Madrid

Dinos lo que piensas