Como siempre, queremos seguir cerca del mundo de la cultura. Aprovechamos cualquier ocasión para acercarnos y acercaros al arte, al fin y al cabo no en vano somos Cultura del Agua, del Cuerpo y de la Hospitalidad. La iniciativa para este invierno ha sido seleccionar un pintor de reconocida calidad que represente el invierno desde cada una de las localidades donde se encuentran nuestros centros:  Mika Murakami para Granada, Francisco Vera para Córdoba, Madrid con Ninoska y Leo Peralta en Málaga.  Hemos pedido a cada uno de ellos que nos hablen sobre su obra y de paso para que podamos conocerlos mejor.

MIKA MURAKAMI (GRANADA)

Lo que destaca de Mika cuando la conoces es su simpatía, así como la elegancia de su minimalismo cargado de argumentos, su obra puede sentar cátedra en dos trazos, en formas más complicadas y en susurros visuales.

Diplomada en la Facultad de Bellas Artes Joshi de Tokyo en la especialidad de pintura, licenciada también en Bellas Artes en la Universidad de Granada.
Han sido varias sus exposiciones, entre ellas en el Museo del Grabado Español Contemporáneo en Marbella (Málaga) y en el Centro Internacional de Grabado Xalubinia de Menorca. En 2012 fue seleccionada en la primera Biennial Internacional de Arte Gráfica Cacak 2012 y en Italia en el Simposio de Escultura Contemporánea sobre Mármol Rojo de Sassetta.

Mika nos comenta que se ha inspirado en este dibujo sobre la intención del tema del invierno para soñar y la historia de Mago de Oz. El Mago de Oz como la historia del héroe, viajando, teniendo la experiencia, a veces encontrando la dificultad de adelantar el viaje, así como conociendo la amistad y la lección de vivir.
Es como nuestra vida misma, mientras vivimos, nos ocurren muchas cosas, surgen cosas agradables o desagradables. Cuando encontramos alguna crisis tenemos que superarlo y seguir caminando. En este cuento, salen elementos claves como metáfora de cada sentido, esos elementos ayudan a ser valiente y aprender del sentimiento humano o enriquecer la vida de la pequeña Dorothy.
De ese modo, pensando todo esto, hizo este dibujo cogiendo los elementos que salen en este cuento, de modo que podemos entrar en este dibujo para soñar…

Y realmente Mika lo consigue, cuando vemos su obra en el Hammam de Granada sentimos en el estómago retumbar las carreras de los niños por las calles de nuestra infancia, sus risas y sus gritos jugando, recordamos ese momento en el que comenzamos nuestro camino, cuando éramos niños y soñábamos cada día, desde la inocente sensación de invulnerabilidad que nos daba el saber que estaban nuestros padres, que a cada paso aprendíamos algo nuevo y que quedaba un largo camino de baldosas amarillas por recorrer.
Cuando vemos la obra de Mika nos deja sabor de algodón de azúcar en el paladar.

Mika Murakami

FRANCISCO VERA (CÓRDOBA)

A veces admiramos a artistas que tras conocerlos hacen que aumente nuestro respeto y admiración. Hablar con Francisco Vera es como cuando entramos en el Hammam, deseas automáticamente que se detenga el tiempo. Francisco habla con pasión sobre su obra, percibes que le encanta, es ameno y muy didáctico, franco en sus opiniones y le brillan los ojos cuando habla de su gran amor por el arte.

Francisco Vera tiene un currículum muy interesante y extenso, habría que destacar que, en la actualidad, son más de sesenta los galardones y distinciones en certámenes nacionales e internacionales que posee, de ellos, una veintena, primeros premios.
En su trayectoria destaca ganar dos veces el Premio Nacional Maestro Mateo (Cajasur) de Córdoba (2004,2008), en participaciones consecutivas; el Premio Nacional Joven de Torrevieja, teniendo en su jurado a artistas de la talla de Antonio López y Juan Genovés.
Ha obtenido dos Medallas de honor en el prestigioso Premio BMW de pintura, en participaciones consecutivas, entregadas de manos de SM la Reina Dña. Sofía, en el Auditorio Nacional y el Teatro Real (Madrid, 2012-2014).
Recientemente ha obtenido el Primer Premio en el LXX Certamen Nacional José Arpa (Carmona, Sevilla, 2017), y el Primer Premio en el Certamen Internacional Cultural Virgen de las Viñas (Tomelloso, Ciudad Real, 2017).
Ha asistido a cursos con Cristóbal Gabarrón (Torrevieja, Alicante, 2007), o Andrés García Ibáñez y Antonio López (Olula del Río, Almería, 2014).

A continuación, os adjuntamos el comentario de su obra a través de las palabras del propio autor.

La obra de Francisco Vera

“El canal: nostalgia, vivencias y tiempo.
Pintor: Francisco Vera Muñoz

La obra nace de la conexión emocional del autor con el lugar. Suele representar su entorno cercano, espacios asociados a su vivencia, sitios que a su vez reflejan inmersas en su memoria, miles de historias pasadas. Lugares de singular belleza, que habitualmente pasan desapercibidos, digamos que, el paisaje no paisaje, el espacio olvidado, pero bello y enigmático en sí mismo, con trascendencia propia, reflejo del paso de tiempo en sus árboles y paredes agrietadas, de la supervivencia a la vida de muchos seres que por allí pasaron, de historias y momentos que quedan grabados en los muros, en las ramas, en cada roca… Espacios que evocan silencio, retiro, nostalgia, e invitan a la reflexión, la introspección, y el reencuentro con uno mismo. Se haya ese pequeño universo, a su vez, inmerso en otro con voz y vida propia, el de la pintura, que invita a recorrer la escena en soledad, escuchando sus silencios de cantos de aves y el murmullo del agua, sintiendo la brisa en el rostro, llevándote a observar ahora casi inconscientemente la piel del cuadro, el discurso matérico, de chorreones, texturas y personalidad propia, con sucesivas capas superpuestas… En esa piel puede sentirse y leerse otra historia, la del propio autor, la de su alma, rallados de la pintura con espátulas, lijas, arrastrados…como si de pisadas sobre el suelo se tratasen, llevando bajo su paso, el roce de pequeñas piedras sobre la superficie. Nombres propios, reflexiones y poemas también aparecen literalmente sobre el lienzo, e interactúan y dialogan con la materia, contando la vida y experiencia del propio autor, que a su vez que se suma e interactúa, con las acontecidas en el espacio físico representado.
Escena invernal apacible. Paleta agrisada que contrasta sutilmente con verdes pálidos de hierba y humedad de las paredes, envolviendo al que la observa de su atmósfera, de su silencio, de su quietud, invitando a recorrer ese camino de reencuentro.

NINOSKA (MADRID)

Un verdadero lujo hablar con Ninoska, su voz y sus palabras transmiten simpatía, es confortable al trato, cercana y empática. En cuanto le pedimos que nos comente su obra del invierno para nosotros se ilusiona. Su explicación sobre la obra y lo que significa es un paso adelante para nosotros en la comprensión de las emociones de una verdadera artista y el trabajo creativo tan honesto que refleja en su obra.

Ninoska nace en Madrid, donde se licenció en Bellas Artes con la especialidad de pintura.
Ha expuesto en Madrid, San Sebastián, Alicante, León, Londres, Miami…
Ha sido galardonada con el Premio “Hogar de Ávila” y el premio a la “Pintora Revelación del Año por la revista Correo del Arte de Madrid, también ha sido seleccionada en el Premio “Francisco de Goya” de pintura de la Villa de Madrid además de ser primer premio de pintura Fundación Amigos de Madrid.

A continuación, os reflejamos parte de la conversación de la autora sobre su obra:

“Me preguntaste cómo surgió el cuadro …
Recibí a finales de noviembre una llamada vuestra proponiéndome formar parte de un nuevo proyecto que Hammam Al-Ándalus iba a iniciar con la llegada del invierno.
Se trataba de unir arte y Hammam,  belleza y placer. La idea me pareció preciosa, y dije sí al nuevo reto sin pensármelo dos veces. Pero el reto no era fácil, mi cuadro estaría ligado al “Servicio de invierno” que ofrecería Hammam Madrid. Partía de una idea un poco abstracta: El invierno como representación de los Sueños. Soñar es imaginar una vida mejor “en algún lugar del arco iris”. Mi cuadro tenía que ir de alguna manera ligado a la experiencia que el Hammam quería transmitir a aquellos que la quisieran disfrutar. Crear una experiencia mágica, en el que, tras un letargo invernal, llegara la emoción de sentirte dentro de un sueño, un sueño que nos transportara a aquel lugar placentero, mágico como meta de nuestros sueños.
¿Cómo reflejar esta idea en un cuadro? Me gusta el color, el color de la primavera, el verano, el otoño, pero…. ¿del invierno? Pocas veces he pintado el color del invierno, así que lo primero que me planteé fue una paleta de colores que me hicieran transportarme a esta estación del año.

Después, indagué sobre las flores que crecían en los campos a pesar del frío invernal. Me decidí por las dalias. Las dalias iban a dar el toque de color a un paisaje frío y oscuro. Vale, ya tenía pensada una parte del cuadro, pero ¿cómo reflejar ese momento mágico al que nos transporta el sueño? Me vinieron a la cabeza los atardeceres que tantas veces he disfrutado en la comarca de la Vera. Las montañas ardientes de la sierra de Gredos. No me canso de disfrutar de esos mágicos y vibrantes momentos. Lo tenía claro. El cuadro ya estaba pintado en mi cabeza. Lo más difícil ya estaba resuelto. Así que empecé dibujando aquel paisaje imaginado y poco a poco los colores fueron surgiendo en el papel. Fue un trabajo pausado, lento, ya que me decidí por utilizar una técnica que me encanta y con la que me encuentro muy cómoda trabajando, como son los pasteles al óleo, pero que es compleja, porque cualquier renuncio en el cuadro, podría echar todo lo ya hecho al traste y supondría tener que empezar de nuevo.
Pero cuando disfrutas trabajando, el resultado siempre es satisfactorio. Yo estaba contenta, aunque me preocupaba saber si habría conseguido plasmar la idea….
Les encantó y yo no podía ser más feliz.”

La obra de Ninoska

LEO PERALTA (MÁLAGA)

Leo se emocionó rápidamente con el proyecto, un joven artista que transmite una madura templanza en su mirada y en sus gestos, le encanta hablar de arte y aunque parece tímido, en el momento que se siente cómodo en su medio, derrama sobre la mesa toda su cultura acompañándola por gestos de sus manos y expresiones de su rostro que expresan su pasión por el arte.

Leo Nació en Málaga en 1976, realizando en su misma ciudad estudios superiores de Diseño Gráfico. Podemos ver su obra en trabajos que aparecen en diversas publicaciones como Masmag, Revista Zoon, Vein Magazine… Warner Music Spain ha elegido algunos trabajos suyos para ilustrar los singles de lanzamiento del álbum «La Mecánica del Impacto» de la banda Islandia. Recientemente podemos ver una de sus ilustraciones en el libro «Cuentos para niños rockeros» de Mario Vaquerizo.

“Winter” es la obra que Leo ha creado exclusivamente para nosotros creando una interpretación del invierno ligada a la historia de Málaga. Para que podáis entenderlo mejor, os comentamos brevemente y lo contextualizamos: Por la situación geográfica de la ciudad de Málaga, las condiciones para que pueda nevar son casi milagrosas, milagro que se cumplió en 1954.

Con esa elegancia que caracteriza las obras de Leo nos comenta que ha representado el invierno inspirado en esa nevada de 1954 utilizando varias fotos de Málaga de ese día para crear una sola imagen de la ciudad que hasta ahora no habíamos visto, sobre esta levita una deidad femenina que representa los sueños. De ella surge la magia de la nieve sobre la ciudad y en su mano izquierda la vemos sosteniendo una estrella que simboliza el Hammam. El vestido lo conforman las estrellas que aparecen en la identidad corporativa de nuestro Hammam. Para coronar la perfectamente equilibrada obra, ha representado la fase lunar correspondiente al solsticio de invierno, apareciendo justo detrás y encima de la deidad rodeándola en un arco superior.

La obra de Leo la podéis ver reproducida en una banderola situada en la fachada de nuestro Hammam de Málaga. Os aseguramos que no pasa desapercibida.

Leo Peralta

 

 

Parece que el invierno empieza ya a frotarse las manos y a entrar en calor, la primavera está muy cerca y nosotros estamos deseando sorprenderos con más cultura y más magia, pero no dejéis de pasar frente al Hammam para poder contemplar estas obras que son homenaje, culto y poesía a la estación de la nieve.