Si de algo podemos presumir en nuestro país,  es de tener la mejor dieta del mundo. La famosa dieta mediterránea tiene siglos de historia y se ha ido forjando con las aportaciones gastronómicas que han hecho  las distintas civilizaciones que han pasado por la península.  Por su etimología quizá algunas de las comidas que hemos heredado de los árabes ya las conozcas, pero hay otras que te van a sorprender.

4 comidas heredadas de Al Ándalus

Viaje culinario a Al Ándalus; comidas que hemos heredado de los árabes

El plato más conocido de origen árabe son las albóndigas. Su origen etimológico viene de la denominación que los árabes dieron a las avellanas que en griego eran «pónticas» y los árabes la tomaron como «búndiqa».  Por extensión, dieron este nombre a todas las cosas cuyo tamaño y forma era similar al de las avellanas, así a las bolas de carne picada las denominaron como búndigas, que a nuestra lengua han pasado como albóndigas (al-búnduqa- la bola).

Viaje culinario a Al Ándalus; comidas que hemos heredado de los árabes

Una de las mejores y más ricas formas de conservar los alimentos es en escabeche. Actualmente esta forma de conserva se aplica sobre todo al pescado, pero los árabes lo usaban para las carnes.  En Persia “sikbâg” se refería a un guiso de carne con vinagre y otros ingredientes. La pronunciación vulgar de “sikbâg” sonaba a “iskebech”, que pasó a «escabetx» en catalán y ha quedado como escabeche en castellano.

Uno de los platos más típicos de Granada, una de las ciudades de Hammam Al Ándalus, son las migas.

Viaje culinario a Al Ándalus; comidas que hemos heredado de los árabes

Su origen se sitúa en el tharid árabe, un potaje que llegó por el sur de Al-Andalus entre el 811 y el siglo X de nuestra era. El tharid era un plato cuyos ingredientes eran pan candeal, al que se le solía añadir líquido, grasa animal y productos cárnicos. Esta era una receta diferente a las migas actuales, era más caldosa, pero fue evolucionando hasta quedar como un plato seco.

Este plato se popularizó posteriormente entre los cristianos, quienes añadieron al plato los productos del cerdo, contrarios a la creencia musulmana. Aunque, estos ingredientes son simplemente añadidos, un buen plato de migas ha de llevar tres elementos: el pan, los ajos y la grasa de cordero. La incorporación de cebolla, patata, longaniza o chorizo es del siglo XX.

 

Para finalizar el menú de origen árabe, qué mejor que acabar con el arroz con leche.

Viaje culinario a Al Ándalus; comidas que hemos heredado de los árabes

Aunque los americanos se atribuyan la paternidad, el arroz llegó a Europa gracias a los árabes, entró por la isla de Sicilia y continuó por el levante peninsular, por ello en nuestro país los primeros en degustar el arroz con leche fueron posiblemente los levantinos.

Una de las formas más populares de preparar el arroz en la España musulmana era con agua y leche en igual cantidad, añadiéndole un poco de manteca y azúcar y espolvoreado canela sobre él. Otra forma de cocinarlo era poniendo el arroz en remojo, se le añadía leche hervida y mucha miel y después se espolvoreaba con azúcar y canela.

 

Después de leer este listado de comidas que hemos heredado de los árabes seguro que se antoja comer alguno de estos platos.  Recetas ricas y baratas con historia.

Una respuesta a “Viaje culinario a Al Ándalus; comidas que hemos heredado de los árabes”
Dinos lo que piensas