La alimentación es el centro de la salud y el bienestar y, por ello, debemos cuidarla para garantizar nuestra salud del presente y del futuro. Y es que lo que comemos hoy puede marcar lo que nuestro organismo será mañana.  De hecho, en la presentación de nuestra Cátedra Hammam Al Ándalus dialogamos sobre cómo la alimentación del presente se ve alterada por la presencia de plásticos y cuáles pueden ser sus consecuencia en nuestro organismos.

El problema de los microplásticos en nuestra alimentación

Con la mirada cada vez más puesta en nuestra forma de comer, la presencia de microplásticos en algunos alimentos levantó las alarmas hace un par de años. Nuestros ritmos acelerados nos llevan, en ocasiones, a “no seguir una dieta saludable y un estilo de vida poco sostenible para el planeta”. 

Tal y como indicaba Nicolás Olea, profesor y catedrático de radiología de la Universidad de Granada, en su ponencia en el acto de presentación de la Cátedra, “la producción y consumo de alimentos es el instrumento más eficaz de optimizar la salud humana y la sostenibilidad medioambiental en la Tierra”. Por ello, la transformación alimentaria es necesaria y urgente.  

La sociedad en general y cada uno de nosotros como individuos necesitamos de una transformación alimentaria sin precedentes, en todos los sectores y a todos los niveles del sistema alimentario, desde la producción hasta la composición de dietas ya que también estas deben ser establecidas siguiendo sistemas alimentarios sostenibles. 

Sin embargo, el foco en la alimentación no es algo nuevo del año 2021. Ya en 2019, según apunta Olea en su ponencia, “existían cosas que nos hacían sospechar que había ciertos fallos en la forma de alimentarnos”. Fue entonces cuando comenzó a extenderse la idea de que “el pez del siglo XXI está altamente contaminado por presencia de mercurio”. De hecho, ha llegado a no sorprendernos la aparición de plásticos o microplásticos en peces o animales como el atún o el cachalote a pesar de que esta situación no perjudica sólo a los animales, también a nuestra salud al ingerir ese alimento contaminado. 

A esta terrible situación se le sumó “la nueva normalidad originada por el Covid-19”. Con la llegada del virus, las medidas de seguridad y prevención fomentan un consumo y uso desmesurado de plástico: desde el envoltorio de los alimentos hasta el uso continuo de elementos de usar y tirar. Todo este plástico usado provoca una gran acumulación y generación de residuos plásticos que perjudican gravemente el ecosistema medioambiental. 

Plásticos que te perjudican y no te das cuenta

Nicolás Olea reflexiona en su ponencia sobre el modo en que los plásticos perjudican nuestro organismo a través de la alimentación. Además de los plásticos que ingerimos mediante la ingesta de algunos alimentos, en la actualidad podemos encontrar productos creados innecesariamente a base de plástico. Ejemplo de ello es, como comenta Olea, “las nuevas bolsitas de té que, en lugar de estar hechas de celulosa, están fabricadas de plástico que libera billones de microplásticos en nuestra taza de té”. Incluso podemos encontrar microplásticos suspendidos en el aire a causa de las fibras de las tapicerías, de la ropa o de la tela textil. 

Toda esta situación se ve agravada con la llegada del COVID, “aumentando así la pésima gestión ambiental de estos residuos. Como consecuencia, todo el mundo tenemos presencia de componentes plásticos en nuestro organismo”.

plasticos en el mar

Tales son las consecuencias que los plásticos pueden generar en nuestro organismo que Olea, en su libro “Libérate de plásticos”, lanza la llamativa afirmación “los niños españoles mean plástico” al presentar componentes químicos y microplásticos en el organismo. Además, desgraciadamente, esta situación perdurará por muchos años si no ponemos una solución efectiva cuanto antes. Muchas de las buenas intenciones de años anteriores se han desvanecido con la llegada del Covid-19 y sus efectos sobre la salud humana son notorios.

“Nos exigen una nueva normalidad, y si la normalidad es la supremacía de la producción de derivados del petróleo para síntesis química; el super envasado y el incremento de los plásticos en la basura , los productos químicos …difícilmente vamos a alcanzar los acuerdos que teníamos para el Pacto Verde”, afirma Nicolás. 

Masajes de domicilio
Descubre HALMMA, la experiencia Hammam Al Ándalus con la serenidad y seguridad de tu hogar

Alternativas al consumo de plástico

Por imposible que parezca, en la actualidad contamos con diferentes alternativas que nos harán evitar (o al menos disminuir) el consumo de plástico. Además, cada vez son más los establecimientos y marcas que incorporan la sostenibilidad a su modelo de negocio, facilitando así un consumo de plástico mucho más responsable. 

Sigue estos sencillos consejos y notarás cómo, poco a poco, disminuye tu consumo diario de plástico:

  • Lleva tu propia bolsa reusable a comprar
  • Evita productos de plástico de un solo uso
  • Compra alimentos a granel
  • Evita los productos empaquetados
  • Utiliza tuppers de cristal
  • Utiliza productos de madera o vidrio siempre que puedas
  • Deposita los plásticos en el contenedor correcto
  • No uses cosméticos que contengan microplásticos
  • Usa elementos biodegradable
  • Reutiliza y da una segunda oportunidad a los productos