Nuestro compromiso con el concepto Salud Íntegra no se queda en el marco personal del individuo. No solo es un compromiso con la mejora de la salud física o con el equilibrio psicológico a través de los beneficios que proporcionan nuestros servicios. También hay un tercer compromiso, tan importante como los anteriores, que redunda en el bienestar íntegro: el compromiso con la sociedad en la que estamos inmersos incluyendo la preocupación por el Medio ambiente y el desarrollo sostenible.

Esto es algo que hemos tenido en cuenta desde el principio, como en nuestro centro de Málaga, donde gran parte de la energía que se necesita para dar temperatura al agua o enfriar estancias se consigue a través de un innovador sistema de geotermia que consigue una considerable reducción del gasto energético de todo el hammam gracias a la energía limpia que extraemos del calor del subsuelo bajo nuestros baños.

Desde hace años empezamos a cuestionar cada elemento de nuestro servicio y plantear un plan para hacer mínima la huella ecológica que deja nuestra actividad en el planeta. Si has visitado nuestros centros en los últimos años habrás ido notando cosas como la sustitución de plásticos en materiales como los patucos, los vasos de té, etc. por alternativas más sostenibles.

Pero también hemos llevado a cabo -y seguimos en ello- un proceso menos vistoso de mejoras en proveedores de energía limpia, mejoras y sustitución de tecnologías de gestión energética y del agua, depuración de las aguas a través de ozono y luz ultravioleta en vez de usar productos químicos que van a parar a los ríos y mares, entre otros.

Cálculo de la Huella de CO2

Uno de los proyectos que ha involucrado a más áreas de la empresa es la consecución del sello de registro de huella, compensación y proyectos de absorción de CO2 del Ministerio de Transición Ecológica. El Registro recoge los esfuerzos de nuestra organización en el cálculo y reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero que genera su actividad. A su vez, nos facilita la posibilidad de compensar toda o parte de nuestra huella de carbono mediante una serie de proyectos forestales denominados “Sumideros de Carbono”

Una vez calculado el CO2 emitido en un año por cada uno de nuestros centros de Granada, Córdoba, Madrid y Málaga, llegamos al cálculo de que cada servicio que proporcionamos a nuestros viajeros implica una emisión de unos 3,25Kg de CO2 a la atmósfera, el equivalente aproximado a un desplazamiento de unos 16 kilómetros en un turismo diésel.

Compensación de la huella de CO2

Recientemente hemos conseguido además un siguiente paso que nos permite, una vez calculamos la cantidad de CO2 que nuestra actividad arroja a la atmósfera, invertir en una serie de sumideros de CO2, certificados por la La Plataforma de compensación de carbono de la ONU para la consecución del Objetivo 13 en la Agenda 2030 de Desarrollo Sostenible, “ACCIÓN POR EL CLIMA” AGENDA 2030

 

cada servicio que proporcionamos a nuestros viajeros implica una emisión de unos 3,25Kg de CO2 a la atmósfera, el equivalente aproximado a un desplazamiento de unos 16 kilómetros en un turismo diésel.

Estos son los certificados emitidos por la Plataforma de compensación de carbono de la ONU para cada uno de los centros:

Como medida de transparencia, en el correo electrónico de confirmación de reserva que reciben todos nuestros clientes aparecerá un detalle específico del centro en el que se realiza la reserva, qué cantidad de CO2 se producirá por esos servicios y cómo hemos compensado dicha emisión a través de sumideros de carbono certificados.